Aumento De Mamas (Conocido Como Aumento de Senos) en Costa Rica

Tipos de Aumento De Mamas o Mamoplastía de Aumento

El aumento de mamas no es solo una decisión médica, es una decisión muy personal. En la actualidad, hay muchas opciones disponibles para las mujeres que deciden que el aumento es lo más apropiado para ellas. Cuanto más conocimiento usted tenga del procedimiento y de las opciones, mayor será la seguridad a la hora de tomar la decisión.

Aumento Mamario:

La cirugía de aumento mamario se utiliza para incrementar la talla (copa) y mejorar las dimensiones de las mamas. Su decisión es muy importante y debe realizarse conjuntamente con un cirujano plástico, basándose en sus necesidades, deseos, expectativas individuales y alternativas médicas reales individuales.

La mama está formada por conductos y lóbulos glandulares, rodeadas de tejido graso que provee la forma y la textura.

Hay factores como el embarazo, la rápida pérdida de peso, y efectos de la gravedad (laxitud de tejidos) asociados al envejecimiento, que hacen que la piel se estire, lo que puede causar que la mama cuelgue o se “caiga”. En esos casos, la colocación de implantes mamarios puede ayudar a levantar el busto caído. En ocasiones, no es suficiente solo el implante para levantar el busto y es necesario hacer simultáneamente una operación para levantar el complejo areola pezón y la mama, conocida como mastopexia.

Todas las mujeres tienen asimetría en el tamaño o forma, de una mama con respecto de la otra desde el desarrollo de caracteres femeninos en la adolescencia. En los casos en que la asimetría es muy evidente se puede colocar implantes de forma y tamaños diferentes en cada mama. Así se logra un resultado más simétrico.

Sitios de incisión para el aumento:

Comúnmente, existen cuatro lugares donde se pueden realizar las incisiones: alrededor de la areola (periareolar), en el pliegue inferior de la mama (inframamaria), o debajo de la axila (axilar) y umbilical/endoscópica: Este sitio de incisión no ha sido bien estudiado y no es recomendado por los fabricantes de implantes mamarios. Por este abordaje solamente implantes salinos se pueden utilizar.

Colocación del implante:

Aumento de mamas1 El implante mamario se puede colocar, ya sea, debajo del músculo pectoral mayor (submuscular) o encima del músculo y bajo la glándula mamaria (subglandular). Existen otros sitios como el subfascial y dual plane o plano dual.

La colocación submuscular puede provocar que la cirugía tarde un poco más, la recuperación puede ser más larga, y la paciente puede experimentar mayor molestias, al compararla con la colocación subglandular. Los posibles beneficios de la colocación submuscular son que puede dar como resultado implantes menos palpables, menor incidencia de contractura capsular o endurecimiento de la mama, y permitirá una mejor imagen de la mama al realizar estudios radiológicos como un ultrasonido o una mamografía.

La colocación subglandular permite una cirugía y una recuperación más corta, puede ser menos dolorosa, y permite un mejor acceso en caso de requerir otra operación, esto en comparación con la cirugía submuscular. Sin embargo, la cirugía subglandular puede dar como resultado implantes más palpables, ya que estarán menos cubiertos, mayor incidencia de contractura capsular o endurecimiento de la mama y puede dificultar la obtención de la imagen de la mama al realizar estudios radiológicos como un ultrasonido o una mamografía.

Implantes de mama: solución salina o silicona?

Un implante mamario salino es una cubierta o bolsa de silicona rellena de solución salina. El implante se llena de solución salina, también conocida como “agua salada”, a través de una conexión o manguera pequeña, durante la cirugía. Estos implantes mamarios fueron desarrollados en 1964, por una compañía francesa llamada Laboratoires Arion.

Es menos natural y pueden dar como resultado implantes más palpables, en comparación con los implantes de silicona. Como el contenido es líquido, se desplazará por gravedad, dependiendo de la posición de la mujer, haciendo que la parte superior se arrugue lo que puede ser visible o palpable.

Los implantes salinos se desinflan cuando la solución salina gotea ya sea a través de una válvula mal sellada o dañada, o por una ruptura en la cubierta del implante. Algunos implantes se desinflan (o rompen) en los primeros meses después de ser colocados y otros se desinflan después de muchos años. Se debe estar consciente que el implante se puede gastar a lo largo del tiempo y va a desinflarse o sufrir rupturas.

En 1961, los cirujanos plásticos Thomas Cronin y Frank Gerow, desarrollaron el primer implante mamario a base de silicona. Uno de los avances más importantes en tecnología de implantes, fue la introducción de los implantes de gel de alta cohesividad por McGhan en 1993. Estos tienen la ventaja que al no ser líquido el contenido, el implante mantiene su forma, no hacen arrugas o irregularidades como los implantes tradicionales de silicona o los de solución salina. En caso de producirse la ruptura, la consistencia del gel evita que la silicona de migre a otras áreas vecinas. La forma es, también, más fácil de controlar con este material, por lo que los implantes se ven y se sienten más naturales, y ofrecen los mejores resultados.

A pesar de los conceptos erróneos relacionados con los implantes mamarios con el cáncer de mama, no hay evidencia para sugerir que son de hecho relacionados entre sí.

Aunque la incidencia de cáncer de mama no es más alta en las mujeres con implantes de silicona, la presencia de los implantes dificulta la detección del cáncer a través de la mamografía, especialmente cuando los implantes están colocados en forma subglandular o encima del músculo.

Hay dos tipos de implantes que se pueden utilizar: los anatómicos o redondos. Los anatómicos tienen forma de una gota, mientras que los redondos son como su nombre indica, y lleva a una forma más redonda. Ambos tipos están disponibles en una gama de tamaños y perfiles. El Dr. Badilla le recomendará que implante se considera mejor para su caso y le ayudará a elegir el tamaño que se adapte a su cuerpo mejor después de escuchar atentamente a sus deseos y expectativas.

La principal diferencia es que el implante redondo va a dar mayor abultamiento o volumen en la parte superior del busto. En cambio, el implante anatómico nos dará un declive en la parte superior de la mama. Los implantes redondos tienen una apariencia más redonda y globular que los implantes anatómicos. Los implantes anatómicos imitan la forma natural de la mama de una manera más precisa.

Ventajas implantes anatómicos:

  1. Ausencia casi completa de arrugas o irregularidades en el implante.
  2. No se desinflan como los implantes de solución salina.
  3. Permiten mayor control sobre el ancho de la mama evitando un excesivo abultamiento en la parte superior.
  4. La forma se puede ajustar al tórax de cada caso individual.
  5. La sensación y forma es muy natural.
  6. No se riegan o esparcen si se rompe el implante.
  7. No ejerce tanta presión sobre el polo inferior del busto haciendo menos factible que con los años se caiga o estire el polo inferior.
  8. También, se supone que la duración de estos implantes es mayor.

Ventajas de los Implantes redondos:

Con los implantes redondos, la parte superior de la mama se va a ver más redondeada y llena. Algunas mujeres prefieren una forma más redondeada en sus mamas, en estos casos, los implantes redondos son una buena alternativa. Otro aspecto por considerar es que los implantes redondos son menos costosos que los implantes anatómicos de gel cohesivo.

Técnica quirúrgica y anestesia:

La cirugía de aumento se realiza en Costa Rica, usualmente, en forma ambulatoria. Es decir, la paciente sale el mismo día de la operación.

Comúnmente, se utiliza anestesia general, sin embargo, la anestesia local con una sedación, también, es una opción. La cirugía tarda de 1 a 2 horas. El médico hará una incisión y creará una especie de bolsa para el implante mamario. El implante se colocará y se posicionará dentro de la bolsa o espacio creado. Finalmente, se cierra la incisión, generalmente con suturas absorbibles y se le colocará un tape adhesivo especial para brindar un mayor soporte. Puede colocarse gasa sobre la herida para ayudar a sanar.

Usualmente no es un procedimiento doloroso. La paciente debe descansar dos días y a la semana ya se puede hacer vida normal, sin realizar mucha actividad con los brazos. La mayoría de las pacientes a las 3 ó 4 semanas, pueden practicar ejercicio intenso o algún deporte.

En cualquier operación, no importa lo pequeña que sea, se produce inflamación. El grado de ésta varía de una persona a otra, y es muy difícil predecirlo. Esta es una reacción natural del organismo. En este tipo de cirugía, las primeras semanas, las mamas son de aspecto deforme y aplanado. Esto se debe al reacomodo que se ha hecho de los tejidos mamarios, y al proceso inflamatorio que nunca es simétrico. Alrededor de la tercera semana, van tomando una forma más natural y se van disimulando las cicatrices, pero el proceso completo tarda 6 meses o más. Una vez finalizado el proceso de cicatrización, cede en su totalidad el proceso de la inflamación.

Cuidados Postoperatorios:

  1. La posición sentada o de pie le favorece más para disminuir el proceso inflamatorio.
  2. Es recomendable que duerma boca arriba durante los diez primeros días.
  3. Se les deja un brassiere o sostén especial o vendaje compresivo, el cual deben usar día y noche las primeras 2 semanas postoperatorias, y luego, sólo durante el día por un mes.
  4. Debe utilizar micropore® para que no haya roce con los puntos o fricción directa de la herida con la vestimenta y a la vez proteger la herida.
  5. Debe bañarse todos los días, lavándose las heridas con agua y jabón para lo cual debe retirarse el brassiere y aprovechar para lavarlo.
  6. Si la herida tiene costras o granos, debe limpiarse suavemente con agua oxigenada después del baño.
  7. La herida debe mantenerse sin apósito a menos que tenga algún tipo de secreción, en cuyo caso se recomienda cubrirla con gasa.
  8. No debe hacer esfuerzos con los brazos como levantar cosas pesadas, ejercicios, etc., ni levantarlos encima de los hombros durante las primeras 2 semanas. A partir de la tercera semana, debe iniciar ejercicios y movimientos moderados con los brazos, poco a poco hasta llegar a la normalidad en una o dos semanas más.

Los riesgos del aumento de mamas:

Cualquier procedimiento quirúrgico produce un cierto grado de riesgo. Aunque la mayoría de los pacientes no experimentan las complicaciones, es importante entender los riesgos, complicaciones potenciales y consecuencias del aumento de mamas.

El sangrado (hematoma) – Aunque el riesgo es mínimo, sangrado en el espacio alrededor del implante puede ocurrir después de la operación. Si esto ocurre, el paciente será llevado de vuelta a la sala de cirugía para controlar el sangrado. Hay que tener en cuenta que esto podría producir una forma anormal de las mamas y potencialmente llevar a un endurecimiento de las mamas.

Infección – Algunos de los tejidos de las mamas normalmente contienen bacterias y es probable que entren en contacto con el implante durante la cirugía de aumento. Por esta razón, todos los pacientes se colocan los antibióticos antes de la cirugía y durante varios días después. El riesgo de infección es menor que 1%.

La pérdida de sensación en los pezones – Algunos pacientes notan un cambio en la sensibilidad del pezón después de la cirugía de aumento mamario. El cambio puede resultar en un aumento o una disminución en la sensación y puede durar varias semanas. Sin embargo, el cambio suele ser temporal. La pérdida permanente de sensación es muy inusual.

Posibles complicaciones a largo plazo:

La contractura capsular (endurecimiento de las mamas debido a la presencia de cápsula contraída o cicatriz que comprime el implante) – Cada individuo forma alguna cicatriz alrededor del implante. Esta es una respuesta normal del sistema inmune a un cuerpo extraño. Por razones que se desconocen, algunas personas forman cicatrices más gruesas que otras. Una cicatriz gruesa puede distorsionar el pecho e incluso causar molestias. Este problema ha disminuido desde el uso de los implantes de silicona y la colocación submuscular, sin embargo, si se justifica un tratamiento adicional, a la cicatriz se le realiza una incisión o es eliminada y el implante será sustituido.

El rechazo del implante – En el caso de que el implante es rechazado, un procedimiento quirúrgico relativamente breve y simple es necesario para extraer el implante viejo y reemplazarlo por otro.

La ondulación visible (rippling) – Las personas con mamas pequeñas que han tenido un aumento grande pueden estar en riesgo de presentar una ondulación visible de la piel que lo recubre. Este problema es más común con implantes de solución salina, y se puede evitar mediante la colocación de los implantes debajo del músculo pectoral.

Interferencia con la mamografía – Los implantes pueden hacer técnicamente difíciles la realización y la lectura de las mamografías. Los implantes colocados detrás del músculo pectoral permiten que las mamas se observen con mayor eficacia a través de un método llamado la técnica Eklund.